1 de julio de 2013

EL ERROR DE LOS PACTOS “CONTRA NATURA".



Tras décadas de Transición desde la Dictadura franquista a la Dictadura financiera de la Troika, la clase trabajadora hemos dado pruebas muy duras y concluyentes de que no se han olvidado las gloriosas tradiciones de luchas del pasado, como hemos visto en las recientes movilizaciones de las mareas que con sus marchas, movilizaciones y huelgas inundan todo el país.

Con huelgas generales, manifestaciones y protestas son muchos los trabajadores y jóvenes que han salido a la calle contra los recortes y la política del PP, y que han pasado por una rica experiencia que les lleva a cuestionar la dictadura encubierta del capital financiero.  La presión social aumenta y desde la rebelión que se inició el 15M, el proceso molecular de toma de conciencia de las masas  ha sido evidente y la conclusión es cada día más clara: “La causa de los problemas que padece la clase trabajadora y la juventud es el sistema capitalista”, que globalmente ha colapsado y no funciona. Esta es la situación del crecimiento de Syriza en Grecia, del Front de Gauche en Francia, Die Linke en Alemania y de las expectativas electorales del giro a la izquierda en las encuestas en el Estado Español.

Pero, por desgracia para los trabajadores, la división de la izquierda es lo que permite al gobierno del PP continuar existiendo, pues recibe inyecciones de oxígeno que le proporcionan los reformistas de izquierdas, que no ofrecen alternativas viables y se niegan a hacer una clara apuesta por una política de “unidad de la clase trabajadora”. Mucha gente no se explica que con una tasa de desempleo que supera ya el 27% de la población activa (en el caso de los menores de 25 años del 57,2%), con dos millones de hogares con todos sus miembros en paro y una absoluta desconfianza de la población en que este gobierno vaya a resolver nada, los dirigentes del PSOE, de CCOO y UGT aboguen reiteradamente por pactos de Estado que sólo pueden significar un deterioro aún mayor de las condiciones de vida de la mayoría.

Por otra parte, la división actual en las filas de la clase dominante explican el miedo que tiene la burguesía del PP y su gobierno cara a estas movilizaciones.  En cualquier país democrático un gobierno que se ve desbordado por las potentes y masivas luchas de la clase trabajadora, tocado por la corrupción, con un Ministro como Wert que se siente rechazado contundentemente por toda la comunicad educativa, ya habría dimitido o lo habrían cesado, pero esto nunca fue en realidad una verdadera democracia, sino que la clase dominante se reservó cartas corruptas en la bocamanga, desde los 40 senadores franquistas en la transición y la ley D’Hont totalmente trucada para beneficiar al poder, junto con cientos de otras maniobras oscuras, sobre todo en cuestiones económicas, que hacen lo que ahora han denominado “la marca España” se encuentre cada día más desprestigiada por muchos esfuerzos de propaganda que el Gobierno Rajoy quiera realizar, ya que este modelo es visto por los ciudadanos como un sistema corrupto y degenerado con unas cúpulas políticas insanas, donde no funciona la democracia interna de las organizaciones para poder apartar fulminantemente a los indeseables que tanto dado hacen a la lucha por una verdadera democracia.

Por tanto, una cosa que tampoco va a ayudar en absoluto al PSOE, para restaurar la confianza de los votantes y defender claramente los intereses de la clase trabajadora a la que nos debemos, avanzando hacia la unidad de la izquierda en pro de un programa socialista, son los acuerdos y pactos con un partido burgués totalmente reaccionario como es el PP. Los pactos con el PP son un error político de incalculables consecuencias, no solo para el partido, sino para la posible salida necesaria que la clase trabajadora está reclamando en base a la unidad y una mejor organización de las izquierdas, tanto en el plano político como sindical.  

En el Congreso último de nuestro partido, la dirección recibió un mandato de realizar una Conferencia (aplazada el año pasado) para profundizar en la democracia interna para dar la posibilidad a los militantes desde las bases de participar en la solución de los problemas, profundizando en los mecanismos democráticos para desarrollar el programa socialista favorable a los trabajadores, pero en ningún caso se contempla tesis alguna donde se afirme ni sugiera el Pacto con el PP, que está siendo cuestionado ampliamente por las bases y que, por errores de la dirección, pone en peligro la unidad del Partido, con alto riesgo de que se produzcan confrontaciones internas, que serían de exclusiva responsabilidad de la dirección federal.

Desde Izquierda Socialista siempre hemos venido oponiéndonos a los “pactos contra-natura” que representan los pactos con partidos burgueses y tenemos que señalar sin complejos que necesitamos otro tipo de sociedad, para liberarnos de la dictadura financiera y política de esa minoría de privilegiados que controla los grandes monopolios, multimillonarios y banqueros imponen, que imponen sus políticas a la inmensa mayoría que es la clase trabajadora y que debemos luchar con “honradez y firmeza” , como decía Pablo Iglesias, por un Estado socialista donde se nos permita ejercer la auténtica democracia.

Debemos rechazar la propaganda burguesa dando un giro a la izquierda en la lucha por esta sociedad socialista, que ya no es una utopía como nos quieren hacer creer sino que es una necesidad urgente para preservar las conquistas de la humanidad y avanzar hacia mejores cotas de bienestar, que solo pueden venir de la lucha por el socialismo.  En la próxima Conferencia de otoño ese es el debate que tendremos que plantear para buscar el camino que nos permita lograr la Unidad de las Izquierdas marchando en pro de un programa genuinamente socialista, para que sea desarrollado por un Gobierno de coalición de las izquierdas, encabezados por el PSOE e  IU y demás fuerzas que podamos sumar, con el concurso de los sindicatos UGT, CCOO y otros que se quieran unir para proponer un polo de izquierdas de masas que es por lo que millones de trabajadores y los jóvenes estaríamos dispuestos a luchar al gobierno y no por un pacto con el PP que nos está llevando al desastre.

¡¡DIMISIÓN GOBIERNO DEL PP¡¡
¡¡ELECCIONES GENERALES YA¡¡
¡¡POR UN GOBIERNO PSOE E I.U. CON UN PROGRAMA VERDADERAMENTE SOCIALISTA¡¡

Área de Comunicación y Formación.
Izquierda Socialista de Málaga-PSOE.A
ispsoeandalucia.malaga@gmail.com
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada